» visto en la web · 8 diciembre, 2014

Suerte, chamanismo, brujería

Tenemos en esta conferencia de título “Guerrilla Psychonautics” otra interesante pieza en nuestro proceso de deconstrucción del (neo)chamanismo. En esta ocasión, Neil Kramer nos informa acerca del orígen de un vocablo ampliamente utilizado en la literatura anglosajona al respecto: “sorcery” o “sorcerer”:

En el túnel de realidad consensual, [sorcery] puede sugerir poderes sobrenaturales negativos, magia negra o malas intenciones. La palabra [sorcery] viene del latín “sors”, que significa destino u oráculo, o las palabras de un oráculo. El complejo de memes asociados con las prácticas de [sorcery] son un resíduo del exterminio masivo de los practicantes de la espiritualidad indígena en Europa por parte de la Iglesia Católica durante los siglos XV a XVII.

Quizás el hecho de que no dispongamos en castellano de una palabra asociada a dicho significado pueda deberse a dicha influencia del catolicismo. Y, si bien no presuponemos una interpretación ingénua del término, reconocemos a la vez que la imaginería cultural a la que va asociada opera inconscientemente sobre nosotros y puede tener más fuerza de la que pensamos.

No hemos traducido “sorcery” como “brujería” o “hechicería” ─como se hace habitualmente─, para no incurrir pues de nuevo en esta deformación semántica. Al parecer, “sorcerer” deriva del latín vulgar “sortiarius”: «alguien que influye en el destino o en la fortuna». Palabras derivadas de “sors” en castellano incluyen “suerte” o “sortilegio” ─esta última, literalmente, “lectura de la suerte”. En este sentido, Kramer continúa refiriéndose a las tendencias proyectivas y exotistas de buena parte del movimiento neochamánico:

Cuando decimos “chamanismo” quizás imaginamos personas en Perú, en Siberia o en contextos de los indígenas americanos, y esto no es necesariamente así: esto es una interpretación popular moderna. Yo diría que el “chamanismo” es indígena de cada país, de cada continente, y ese impulso chamánico ocurre naturalmente en todos nosotros.

“Sorcery” aparece entonces como concepto cosmológico y filosófico, como una vía hacia la fusión con el propio destino, como pudiera buscarse también ─dentro del marco cultural oriental─ en el taoísmo o, sin ir más lejos, en el epicureísmo de la época helenística.

foro twitter Image Map